CONSEJO GENERAL DE HERMANDADES Y COFRADÍAS  
CORIA DEL RÍO

Ermita de San Juan Bautista

Declarado Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural


Ermita de San Juan Bautista, 1941. Fotografía de José María González-Nandín y Paul, (U.S.)

Propiedad de la Hermandad, también es conocida como la Ermita de la Vera-Cruz o del Cerro, esto último por estar ubicada concretamente en un cerro, al cual la ermita le da  nombre propio. 

La Ermita de San Juan Bautista de Coria del Río situada en borde oriental del cerro de San Juan con orientación sur-norte y que se asoma en las alturas sobre el río Guadalquivir a su paso por la referida localidad. Es un edificio de arquitectura mudéjar de una sola nave dividida en cinco tramos por arcos diafragmas, destaca por su escasa luz que invita al recogimiento, con cubierta de madera a dos aguas y sin motivos ornamentales. El templo debió ser labrada por alarifes corianos, entre 1474 y 1500 durante el reinado de los Reyes Católicos y bajo el pontificado hispalense del cardenal D. Diego Hurtado de Mendoza y Quiñones. Por tanto la factura de la ermita es posterior a la del templo parroquial Iglesia de Santa María de la Estrella que proviene de la segunda mitad del siglo XIV.

Año 1930, este es el aspecto que presentaba la Cruz  y la Cuesta del Cerro, así como la espadaña de la Ermita de San Juan Bautista

La denominación de la ermita bajo la advocación de San Juan Bautista puede hacer referencia a que la Orden Hospitalaria de alguna manera promoviese su construcción, a esta tesis apunta el singular estilo arquitectónico del templo, coincidente en cierta manera con otros que erigió la Orden en sus feudos del Reino de Sevilla que le fueron asignados tras la Reconquista y al hecho de que su emblema característico (la Cruz de ocho puntas) apareciese pintada sobre la pared justo encima del arco del camarín y fuese tapada en el momento de la colocación del actual retablo principal. El retablo mantuvo dicho emblema en situación semejante pero ya tallado sobre madera. En cualquier caso está documentado que en el siglo XVI la ermita está agregada a la Basílica de San Juan de Letrán (Roma) gozando así de las indulgencias que los Papas habían concedido a dicho templo, lo que ya se justifica naturalmente su título.

El cerro de San Juan donde se asienta la ermita tiene una privilegiada situación geográfica dominando el río Guadalquivir por lo que ha sido asentamiento de todas las culturas, como demuestran los numerosos hallazgos arqueológicos encontrados en el mismo (calcolíticos, fenicios, turdetanos, romanos, visigodos y árabes), ello aporta un valor añadido a la de por sí emblemática situación del templo.

El Cristo de la Vera+Cruz de Coria del Río

A los pies del edificio se sitúa una espadaña de estilo barroco que constituye el campanil de la ermita y que se asienta sobre un paredón que consolida el pie del edificio respecto a la cuesta de bajada, mientras que en la cabecera posee un prebisterio que aún conserva el solado original, ambas construcciones parecen responder a una ampliación hecha en torno al siglo XVII. La entrada original de la ermita es de arco ojival realizado en ladrillo y es la que hoy en día comunica con la vivienda anexa de las ermitañas. El acceso primitivo se situaba pues dando a una explanada, mirando al río y en comunicación con un camino constituido por losas de piedras que bajaba hacia la calle de El Palomar por la trasera de las casa de la acera derecha de la cuesta del cerro y que se conservó hasta el siglo XVIII. El barranco que da hacia la calle El Palomar ha supuesto un peligro constante para la ermita de San Juan Bautista con su amenaza de erosión, que efectivamente fue reduciendo el espacio de la explanada aneja en el margen derecho. Por ello en los años 1950 se realizaron obras de aterrazamiento y consolidación de esos terrenos, construyéndose un gran muro de contención y una canalización de aguas para evitar que la erosión pudiese alcanzar a la ermita. La puerta que da al otro flanco de la ermita y que es por la que salen los pasos del Cristo de la Vera+Cruz y Nra. Sra. de la Concepción, es pues de construcción moderna. Se trata es una ampliación de otra anterior hecha en el siglo XX ex profeso para la salida de los pasos procesionales por la cuesta de la Calle San Juan, hueco que en un momento indeterminado se añadiría a la referida entrada primitiva que mira al río.

Aspecto del exterior de la Ermita de San Juan Bautista, Vulgo del Cerro

En el presbiterio destaca el retablo de un solo cuerpo, en sus laterales dos columnas salomónicas sostienen una especie de dosel, tras el retablo se encuentra el camarín del Cristo de la Vera+Cruz. El retablo y el camarín datan de las reformas realizadas en el templo en el siglo XVIII. El Cristo de la Vera+Cruz, es sin duda la escultura más antigua (fechada en marzo de 1500) y valiosa de Coria del Río. Se cree que anteriormente el prebisterio en su origen pudo estar presidido por una figura desaparecida de titular de la ermita, San Juan Bautista, en la actualidad se ha colocado una talla moderna de este santo en al altar situado al la derecha del prebisterio mientras a la izquierda del mismo se halla el altar de la Virgen de la Concepción. En la sacristía del templo existe también una talla antigua y valiosa de un busto del Ecce Homo, (principios del siglo XVIII) que, durante muchos años, estuvo en el altar de San Juan Bautista.

La ermita fue declarada Monumento Histórico-Artístico por el Ministerio de Educación y Ciencia, el 10 de marzo de 1972, dada su especial singularidad dentro del arte mudéjar y dado otros valores culturales que en ella se encuentran, como la imagen del Cristo de la Vera+Cruz y los retablos barrocos de sus altares.


Actualmente, está incluida en el Catálogo de los Bienes de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. 

Bienes Muebles:

El retablo es en realidad la embocadura del arco que comunica con el camarín, tienen un solo cuerpo flanqueado por columnas salomónicas. Las jambas del arco se decoran con pinturas de los atributos de la pasión. Se completa con motivos vegetales y roleos.

Virgen dolorosa de medio cuerpo; Retablo mayor,  año 1600-1625, de autor anónimo. Perteneciente a la Escuela Sevillana de estilo Manierismo.

Nuestro Padre Jesús de la Vera Cruz. Esculturas de bulto redondo, cronología: 1500-1550, de autor anónimo. Estilo: Gótico internacional, Renacimiento, Escuela sevillana. La imagen de Cristo en la cruz, de tres clavos, con la cabeza inclinada hacia el pecho derecho. El pelo, en mechones, le cae sobre el hombro. El paño de pureza se recoge en un gran nudo en la cadera izquierda. A lo largo de la historia la imagen ha sufrido varias restauraciones, en 1797 la de José Gabriel González; en 1803 la intervención de Diego Martínez de Foque; en 1892 lo restauró Rafael de Granada. Por último el edificio fue saqueado y quemado en el 1936, quedando algunos restos de la imagen, por lo que fue recompuesto.

Santísimo Cristo de la Vera+Cruz de Coria del Río, 1885


Retablo del Ecce homo. Ubicado  en el muro de la Epístola. Año  1700-1720 de autor anónimo. De estilo barroco, perteneciente a la Escuela Sevillana. Retablo compuesto de banco, un cuerpo y ático. El único cuerpo se flanquea por columnas salomónicas que soportan un dosel donde aparece la inscripción "ECCE AGNUS DEI"  decorado con grandes volutas y motivos vegetales.

Ecce homo; Ubicado en el muro de la Epístola. Escultura de bulto redondo, año 1700-1720 de autor anónimo. Estilo Barroco, perteneciente a la Escuela Sevillana. Escultura de medio cuerpo, en la que aparece Cristo, con las manos atadas por la muñeca con una cuerda que le cuelga al cuello. Tiene paño de pureza y manto sobre el hombro derecho. El pelo le cae sobre la espalda y la barba la tiene partida. Mirada hacia abajo.

Peana del Ecce Homo; Ubicado Muro de la Epístola. año 1600-1630 de autor anónimo. Perteneciente a la escuela sevillana. Estilo: Manierismo. Consta de una base rectangular con molduras en escaleras, un gran cuerpo curvo decorado con perlas, sobre el que se sitúa un cuerpo de menor tamaño con una estilizada hoja de acanto de forma cuadrada y moldura superior.

Exvoto: Ubicado  en el Muro del Evangelio. Pinturas de caballete, año 1855-1855 de autor anónimo. Perteneciente a la Escuela Sevillana. Enla parte inferior del Exvoto consta el siguiente texto: "D. SABAS PEREZ VECINO DE SEVILLA. MARIDO DE Dª ANA PINEDA NATURAL DE ESTA VILLA DE CORIA DEL RIO. ACOMETIDO DE UNA PELIGROSA APLOPEGIA EL DIA 19 DE NOVIEMBRE DE 1855. SE ENCOMENDO AL SR. DE LA VERA CRUZ. SALVANDOSE MILAGROSAMENTE DE TAN GRAVE ACCIDENTE". La escena se desarrolla en una habitación decorada con cuadros y varias sillas. En una cama de hierro se encuentra el enfermo. En el lado contrario de ésta, arrodillada y en actitud de orar, aparece la esposa. Al centro de la composición, en la mitad superior del cuadro, aparece el Cristo de la Vera Cruz y, a los pies, una Dolorosa de rodillas. Óleo sobre lienzo. Medidas: 62 x 41 cm.

Lámpara. Ubicada en el presbiterio, año 1750-1799, de autor anónimo. De estilo Barroco, perteneciente a la Escuela Sevillana. El plato de la lámpara está decorado con motivos vegetales, ces y perlas. Plata repujada.

Ara romana. Ubicada en la nave de la ermita, año 80-120, de autor anónimo. Ara de forma rectangular. En su parte frontal tienen una inscripción enmarcada por una orla de motivos vegetales con rosetas. En los laterales aparece en relieve una jarra. Mármol labrado.