CONSEJO GENERAL DE HERMANDADES Y COFRADÍAS  
CORIA DEL RÍO

 

La Ermita de San Sebastián de Coria del Río

por José Suárez Álvarez

A lo largo de los siglos ha tenido diversos edificios fueron construidos para dedicarlo al culto de imágenes y para ejercer la caridad.  Las Ermitas de San Juan del Cerro, la de Nuestra Señora de la Soledad, la del Carmen, el Hospital de la Caridad y la Iglesia Parroquial de Santa María de la Estrella.

Estos fueron edificados en la calle Larga y en sus calles adyacentes. La aportación económica de los vecinos de esta Villa de fuertes convicciones religiosas fue fundamental para el sostenimiento de los mismos durante siglos.

En la actualidad solo de tres de estos edificios, existen,  el resto sufrieron los avatares de los años y  especialmente  el Terremoto de Lisboa que el día 1 de noviembre de 1751, dejó a nuestra Villa sin la mayoría de ellos, o en otros casos en un estado totalmente ruinoso, salvo la Ermita de San Juan Bautista que por su ubicación se salvo de los daños del seísmo.

Excepto la Ermita de San Juan Bautista, el resto de edificios religiosos los ponía en peligro también las riadas del Arroyo Repudio, también llamado Río Pudio, el Arroyo Carrascalejo y especialmente el Río Guadalquivir.

La Ermita de San Juan Bautista fue utilizada como parroquia tras el desbastador terremoto de Lisboa,  siendo la Iglesia Parroquial fue la primera en comenzar su reparación.

Llama poderosamente la atención el documento que a continuación reproducimos, donde quedó constancia de la orden de reconstrucción de la Hermita de San Sebastián de Coria del Río, situada al final de la calle Larga.

 "Digo yo Juan Josef de Rosales, Maestro Mayor de albañil de las Hermitas de este Arzobispado, que con orden del Señor Don Antonio de Trizian Canónigo de la Santa Iglesia Patriarcal de esta ciudad de Sevilla, y Subdelegado de las Hermitas de esta misma ciudad y su Arzobispado.

He reconocido en la Villa e Coria al sitio donde debe construirse  una nueva capilla para dar culto a San Sebastián; cuyo sitio es en la calle Larga, que nombran los vecinos, que tiene trece varas en cuanto  a largo,  y seis en cuanto a ancho.

Por su intención, según lo manifiesta el plano, que con este escrito presento, en cuyo sitio  es de color pajizo en un ángulo de espalda a la nueva hermita, que en caso de de que se determine quitar, puede tomar la iglesia más por esta parte: el lado que mira al lebante que en los promedios de la Sacristía y el testero que mira al medio día, como todas las demás paredes  que en nuestro plano se señalan con el color negro, serán sacadas de simientos, y sus gruesos conforme al los mostrados.

La pared testera  de los pies de la iglesia, es de medianía con una casa  que su propio dueño ha manifestado haberse sacado nuevamente simientos, y todo el material con mío motivo, luego que llegue el caso hare el devido reconocmiento, para asegurarnos de su subsistencia.

La construcción de la referida hermita será conforme al referido plano y según demuestra su escala en medidas castellanas; igualmente se arreglara en un todo su fachada de la escala de modulos, y las bentanas de luces serán abocinadas  por lo exterior e interior, como también su encornizamiento sobre el igual se harán su bobedas de lunetos y sinchos , todo enlistonado  y sacado a ploma de yeso fino, por el raso de su armadura que cubre la referida hermita en los dos testeros y en los pies de la iglesia. En el cabecero llevará dos ventanas según lo demuestra el alzado al mismo plano para que sirvan de ventilación a las maderas y quiten las humedades; formándose sus remates y campanario conforme a los demostrado.

Recreación de la distribución interior de la Ermita de San Sebastián

Por lo que respecta al costo de que podrá ascender la ejecución de esta hermita, se invertirán sobre cuarenta y cinco mil maravedíes, por el aprovechamiento de todas las maderas y clases de materiales, que tiene la antigua hermita.

Es cuanto devo manifestar en cumplimiento de lo mandado, y para que conste lo firmo en Sevilla, 3 de junio de 1817”.

 Rubricado: Juan Josef de Rosales


Auto en la ciudad de Sevilla, en 15 días del mes de julio de año de 1817, visto el plano que antecede, por el Sr. D. Juan Antonio de Nuzan, Presbítero, Canónigo de la Santa Iglesia Patriarcal de esta ciudad, Subdelegado, en virtud de los poderes del Sr. D. Sebastián Pasqual García, Presbítero y Prior General de la Hermitas de esta referida ciudad y su Arzobispado, dejo lo aprobado y apruebo en todas sus partes y mando se ejecute según el documento que contiene interponiendo a su mayor validación y firmeza, su autoridad y decreto.

Rubricado: Juan Antonio de Nuzan - Francisco José Rabe